Francisca Lachapel quisiera tener dos bodas

A su regreso a “Despierta América” (Univision) después de haberse comprometido en Dubai hace unos días, Francisca Lachapel comparte lo que la enamoró de su prometido Francesco Zampogna, sus planes de boda, y para todos los que esperaban verle en persona en «Despierta América» (Univision), explica el motivo por qué lo veremos muy poco.

«Me siento muy afortunada, muy bendecida y de ahí, qué ¡bueno!, porque es que Dios me mandó un hombre tan bueno, tan generoso, tan amoroso de él porque ama a Dios, ama a su familia, ¡ay, no sé! Estoy derretida, ¡jajaja!, ¡estoy derretida!”.

– Después del compromiso, ¿han podido hablar de la boda?
Sabes que no quería que se me espantara, y por eso dije «voy a seguir disfrutando de mis vacaciones sin empezar a hablar de la boda»; pero me gusta, porque él tiene bastante interés y en vez de yo decirle, él es el que me dice «bueno, tenemos que ver el lugar, tu familia tiene que estar toda», y eso me encanta, pero todavía no tenemos ni lugar ni nada por el estilo.

– ¿Pero dónde te gustaría?
¡Uff! Idealmente sería una en Italia y una en República Dominicana, dos bodas, ¡sí!, me gustaría, pero hay que trabajar como tres años para eso, ¡jajaja!

– ¿Qué fue lo que te enamoró de Francesco?
La caballerosidad desde que me conoció y que su prioridad es la familia, Dios y la familia. Mi mamá siempre me decía: «si un hombre ama a Dios y honra a su mamá y su papá, te va a tratar toda la vida así también, y a tus hijos, entonces tenlo siempre presente». Y es verdad.

«Lo que me encanta de él aparte, también es que a él no le interesa tener la atención, de medios ni de nada; él entiende que ese es mi mundo. Nosotros tenemos un mundo juntos y cada uno por su lado, entonces a mí me gusta que él respeta. Le encanta verme en televisión, le encanta verme brillar, pero a él no le interesa tener esa atención.

Francisca está tan enamorada y tan feliz que no quiere que nada estropee ese amor, por eso su intención es protegerlo.

«Hay mucha gente que me quiere y mucha gente buena, pero también, tenemos que ser honestos, hay gente que no se siente feliz cuando tú eres feliz. Y es tan bonito esto que siento que no quiero que nada lo dañe, nada lo marchite.

«Yo ya tuve una experiencia en el pasado y es muy delicado cuando la gente se mete en tu relación, y no todo el mundo sabe manejar eso. Uno se puede llegar a volver loco, entonces si es difícil para uno, imagínate una persona que no es su mundo».

– ¿Qué más puedes pedir para el 2019?
Que Dios me sorprenda como él quiera, pero si así fue este año, no me quiero imaginar las bendiciones que vienen en el 2019, y lo más importante es que espero que sean para todos nosotros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here